mr.snake

Fue encontrado en nuestra mágica habitación de la ciudad eterna, junto a un par de rosas secas, un viejo diario que contaba la siguiente historia: "Una inocente doncella, enamorada del príncipe al que servía, harta de satisfacer todos sus deseos y necesidades, tomó la difícil decisión de no volver a arrastrarse por ningún otro príncipe que no se ganara su amor, sus sonrisas y sus palabras bonitas."

jueves, 16 de febrero de 2012

Fresa y nata.

Ojos que no ven, corazón que no siente.. O eso dicen. Cuando no estas acostumbrado a algo, no lo puedes echar en falta, pero en cambio ahora, cuando me has acostumbrado a tu risa y a tus brazos los echo tanto de menos que me parece que una parte de mi se ha quedado atrás junto con ellos, en alguna que otra habitación. Ahora que lo pienso, es bastante cruel.. Es como enseñarle una piruleta de fresa a un niño, una piruleta enorme llena de azúcar, dejar que la pruebe, que sus labios se llenen de azucar, pero sin que llegue a catar la fresa y después hacerla desaparecer como quien no quiere la cosa. Pues lo mismo haces tú paseandote sin camiseta de un lado al otro de la habitación mientras te miro sentada en la cama. Me miras y te acercas, te tumbas a mi lado y te acercas cada vez más, pero cuando justo estoy apunto de probarte... Plaff... desapareces. Pues dejame decirte una cosa, ahora que he probado esa piruleta no voy a parar hasta tenerla entre mis manos y dejar que se deshaga entre mis labios.

2 comentarios:

  1. Muchas suerte. Espero que merezca la pena y no sea una piruleta cualquiera.
    :)

    ResponderEliminar